sábado, 1 de diciembre de 2012

Henry Cole: Balance entre conceptos


Cole, un apellido potente enorgullecido por el talento musical de Henry. Nacido en Mayagüez, Henry Cole adoptó a la música como su compañera de vida desde su temprana edad, y comienza a estudiar en la Escuela Libre de Música en el mismo pueblo. A los veinte años, su pasión por el ritmo lo traslada hacia el Conservatorio de Música, en donde se desarrolla como percusionista y decide emprender vuelo hacia el Berklee College of Music de Boston.
Si pudiéramos ver el currículo de Henry quedaríamos impresionados. Guatiao, Mupsiquita, Vivanativa, Manjar de los dioses, Velcro, Welmo, LA PVC, Calle 13 y Giovanni Hidalgo son sólo unos cuantos de los músicos que han auspiciado el talento de Cole en la isla. No obstante, ha viajado el mundo y compartido tarima con grandes arquitectos del arte musical como: Miguel Zenón, David Sánchez, Chris Potter, Ray Barreto, The Chico O’Farril Afro Cuban Big Band y Eduard Simon, entre otros.
Henry Cole pretende derrumbar las barreras creadas por los géneros, y promover el estímulo de los sentidos a través de “capítulos, comentarios y conversaciones” por descubrirse en sus composiciones. Tal como lo propone, su propuesta es única para Puerto Rico y la nación Latinoamericana. Su primer disco Roots Before Branches carga nuestra herencia africana en su corpulenta estructura rítmica y la sensualidad del Latino en sus cautivantes melodías.
Henry Cole nace en Mayagüez, Puerto Rico en 1979.  A los 20 años se muda a San Juan para estudiar en el Conservatorio de Música de Puerto Rico, después se traslada a Boston, Massachusetts para continuar sus estudios en Berklee College of Music.
Posee en lo personal influencias del Taoísmo y Budismo y aunque no se considera un creyente de estas religiones, pretende extraer de ellas lo que más le sirve.
De hecho, la palabra balance para Cole es ley. Una figura moderna importante para él – que sirve de inspiración en este balance – es Bruce Lee: “es un ejemplo bien claro de lo que es unir todos estos estudios de las religiones, del físico, de la técnica, de las formas, de la dieta de una persona”. En resumidas cuentas, “hago ejercicios como hago yoga, me interesa la diferencia entre calle y libro, escucho rumba como escucho a Radiohead, la academia y el folclor, en fin trato de mantener ese balance entre dos conceptos diferentes”.
Por esto y muchas razones, Cole se visualiza tocando otros géneros de música que no sean solo jazz. También ha tocado en grupos de salsa, rumba, plena, funk y rock. Ha colaborado con el proyecto “La Semilla” de Fofé y ha creado conexiones importantes con Velcro e Ikol Santiago en el mundo del hip hop puertorriqueño. Nos describe que él se identifica con varias personalidades y que siempre trata de quitarse la etiqueta de un solo género de música.
Fuentes: puertoricoindie.com y Mariángel Gonzales / elpuntoes.com