miércoles, 1 de septiembre de 2010

Abbey Lincoln: la última gran dama del jazz

Según recogía el diario “New York Times”, el hermano de la artista, David Wooldridge, confirmó que la cantante falleció en Nueva York.
Las causas de su muerte no se han revelado, aunque Lincoln estaba delicada de salud desde que fue operada a corazón abierto en 2007.
La cantante fue un personaje controvertido por su compromiso con los derechos humanos y raciales en los años sesenta en Estados Unidos.
En esa época tuvo éxito también en el cine y luego se retiró hasta que reapareció con fuerza en la década de 1990 como cantante, compositora y líder espiritual.
Abbey Lincoln nació el 6 de agosto de 1930 en Chicago, Illinois, la décima de 12 hermanos. Su verdadero nombre es Anna María Wooldrige, pero profesionalmente ha utilizado diversos alias. Pero sería como Abbey Lincoln como pasaría a ser universalmente conocida, un nombre que le sugirió su primer mánager, el letrista Bob Russell que había escrito, entre otras, la letra de dos canciones de Ellington “Do Nothing Till You Hear From Me” y “Don’t Get Around Much Anymore”.
La cantante, Abbey Lincoln, había actuado en clubes bajo el nombre de Gaby Lee, antes de cambiarse el nombre artístico al de Abbey Lincoln, y de adoptar en 1975 -durante un viaje por países africanos, el de Aminata Moseka.
Tras sus estudios se traslada en 1951 a California y ese mismo año actúa en las Islas Hawai con el susodicho nombre de Gaby Lee. De regreso a los Estados Unidos, actúa en 1954 con gran éxito en varios clubes y se cruza con quien daría un giro de 180 grados en su vida, tanto personal, como artística. Se trataba del baterista, Max Roach, con quien se casa en 1962. El matrimonio dura ocho años, ya que en 1970, ambos deciden ir cada uno por su lado. Con Max Roach, Abbey Lincoln graba para Riverside tres espléndidos discos que pasaron a formar parte del mejor arte vocal de la historia del jazz: "That's Him!" en 1957 con la aportación de Sonny Rollins, "It's Magic" en 1958 y con Philly Joe Jones ocupando la batería en lugar de Roach, y al año siguiente, en 1959, el extraordinario "Abbey is Blue" con el sexteto de Roach y que contiene una magistral interpretación del tema "Afro Blue".