miércoles, 1 de septiembre de 2010

NOVEDADES y SUGERENCIAS 1

Federico Britos
Voyage
Sunnyside Comunications, Inc.
2010
En abril de 2010, fue lanzado al mercado el más reciente álbum del violinista uruguayo Federico Britos, titulado Voyage, una joya de producción. Acompañan a Britos en este excelente trabajo, Cachao, en su última grabación, Michel Camilo, Bucky Pizzarelli, Kenny Barron, Tomatito y grandes músicos y amigos del maestro, como Carlos Franzetti, Eddie Gómez, Eddy “Guagua” Rivera, Ignacio Berroa, Félix Gómez, Jorge García, Antonio Adolfo y Giovanni Hidalgo entre otros.
El disco confirma la pericia de Britos para moverse en diferentes estilos. El sonido de su violín es un deleite para los oídos. La producción a cargo del madrileño Antonio Gijón para el sello Sunnyside de Nueva York, se desarrolló celebrando así los cincuenta años de actividad musical de Britos. Los invitados especiales eligieron a los ingenieros de sonido y los estudios de grabación de su preferencia. De este modo se completaron los sesenta y ocho minutos del CD, con grabaciones en Nueva York, Miami y una de ellas en Almería.
Comenta nuestro amigo y colega Eliseo Cardona, de El Nuevo Herald de Miami: "Don Fede, como se le conoce entre los amigos, es, en esencia, un músico de formación clásica que ha tocado con importantes sinfónicas de Latinoamérica: de Uruguay a Cuba, pasando por México y España. Pero esa clasificación no le hace justicia a un hombre que ha hecho suyas muchas expresiones musicales: mambo, danzón, samba, bossa nova, flamenco, tango, chacarera, jazz (y aquí es otro universo); sin olvidar las músicas populares de su Uruguay". Y, agrego: para mi gusto es tal vez uno de los discos más logrados, abarcativo, considerando la idea de mostrar la universalidad musical, la afinidad, y las raíces comunes que unen e identifican a nuestros pueblos y que, Federico ha podido aprehender y como propios desarrollar en sus cincuenta años de andar los caminos musicales del mundo.
Como no podía ser de otro modo – tropezar humano es – voy a tratar de resumir en tres temas el concepto de todo el CD. Para empezar destaco el track 2 “After you’ve gone”, de perfecto estilo y, sigo con el tema Nº 8 “Lluvia de colores”, donde todo está en su justo lugar y medida. Cierro – igual que en el disco – con la última pieza, la 13, “Micro suite cubana”, donde la maestría del “trabuco” (como se dice por el Caribe) que conforman los músicos que lo acompañan se luce y justifica totalmente. (JR)