domingo, 27 de diciembre de 2009

Richard Bona: Los diez matices del blues

La ciudad de París lo acogió siendo adolescente, aunque decidió afincarse en Nueva York para lanzarse como músico profesional.
Y es que, en realidad, Richard Bona es un bajista, aunque hace de vocalista en la mayoría de sus discos y toca casi cualquier instrumento; se nota que creció empapado de música tradicional africana, algo a lo que no ha renunciado, a pesar de que ya no usa guitarras "artesanales" para hacer música.
Cantante, compositor y multiinstrumentista de “world jazz”, Richard Bona (Minta, Camerún, 1967) es sobre todo conocido por su maestría con el bajo, del que es justo heredero de Jaco Pastorius y uno de los máximos exponentes a nivel mundial. Bona es uno de los músicos africanos que mejor ha sabido fusionar los sonidos y tradiciones musicales de su África natal, la influencia europea y el mejor jazz americano. Junto a melodías y cadencias genuinamente camerunesas, aflora casi cualquier otro ritmo del mundo, siempre con una instrumentación meticulosa y espacios para el lucimiento individual.
Las letras de sus canciones, que interpreta en su lengua natal, el douala, aunque ocasionalmente acude al francés y el inglés, narran experiencias, personales o imaginadas, pero con una decidida connotación universal. Situaciones, sentimientos, pequeñas historias de cada día.
Bona concreta su talento, su sonido pulcro, armónico, la fuerza de sus raíces africanas, su jazzística y sus impactantes reflexiones líricas en conciertos en solitario o junto a colaboradores, que ahora aumenta con The ten shades of blues, en el que nos aproxima de nuevo a una visión planetaria y humana que transpira alegría, inocencia, vitalidad y compromiso.
Su breve discografía la inicia Scenes from my life (1999), álbum grabado con toda la prisa de una primera producción, recogiendo canciones escritas a lo largo de varios años. Reverence (2001) marcó la continuidad, con un mejor nivel de realización, temas elaborados y una intención más definida. Munia (2003) y Tiki (2005) establecen los que pueden considerarse ya sus signos de identificación, unidos a la gradual maduración de su arte.
(mlgcool.com/2009)
The Ten Shades Of Blues. Después de una eterna espera de casi cuatro años desde su anterior álbum Tiki, aquí está entre nuestros bits lo nuevo del excelente bajista camerunés Richard Bona, The Ten Shades Of Blues. El concepto es el trato a las diversas culturas del mundo a través, de como bien indica el título, el blues. Pero más como una filosofía que como ritmo primordial. Para ello ha comenzado por reunir a músicos de todo el mundo, representantes de la India, de su Camerún natal y artistas de su Norteamérica de adopción.
Cada tema genera una visión multicolor en su escucha. Centrado todo, por supuesto, en la profunda e intensa voz de Bona. El álbum comienza con un intenso a capella -Take One- para seguir con -Shiva Mantra- que como su nombre indica fusiona las melodías de la India con los ritmos africanos del Camerún. Fundamental la poderosa voz de Shankar Mahadevan y Nandini Srikar, así como el sitar de Niladiri Kumar en el tema. Kurumalete es quizás la canción que más le une a Zawinul, y a la banda a la que tanto debe, Step Ahead. En Africa Cowboy la escala pentatónica toma protagonismo con aíres de canción country, recordándonos que el sonido del banjo (Ryan Cavanaugh) tiene su origen africano en el ngoni, para rematar con el violín de Christian Howes. Lo único reconocible como autentico blues en todo el álbum son el tema Yara junto a Good Times que se desmarca un poco de los compases originarios, donde destaca la voz de Frank McComb y la armónica de Gregoire Maret. M'Bemba Mama es el punto culminante de emoción que Bona incluye en todos sus Cds, una balada sencilla, donde el piano de Jean-Michel Pilc y las guitarra de Sylvain Luc proporciona un contrapunto muy hermoso.
Pero por encima de todo, África sigue siendo la verdadera protagonista de todo el trabajo. The Ten Shades of Blues es un perfecto ensamblaje de culturas e influencias, bien producido con un sonido fantástico. Un excelente trabajo que sin duda merece el reconocimiento.
Fuente: crisoldemusicas.com

Jazz Tour 2010, presenta a Richard Bona. Tan a gusto quedó Richard Bona en las anteriores ocasiones, que nos visita por tercera vez, como parte de su gira mundial. El bajista camerunés vuelve con un nuevo trabajo discográfico: The Ten Shades of Blues. Como en sus grabaciones previas, se trata de una propuesta perfectamente ensamblada y de gran atractivo que, además, destruye fronteras. Richard Bona: bajo, Etienne Stadwijk: teclados, Marshall Gilkes: trombón, Ernesto Simpson: batería, Michael Rodriguez: trompeta y Jean Christophe Maillard: guitarra.
10 de enero, Teatro Solís de Montevideo.

Foto: Andrés Cardinal