domingo, 18 de abril de 2010

Marisa Monte: Un puente entre lo tradicional y lo moderno

Marisa Azevedo Monte nació el 1° de julio de 1967, en Río de Janeiro, Brasil. Es una de las cantantes brasileñas más originales de los años 90, no sólo por su terciopelada voz sino también por su gusto por la experimentación artística.
A principios de la década de los 80, Marisa, estudió canto lírico y participó en un montaje del musical Rocky Horror Show, dirigido por Miguel Falabella y llevado a escena por alumnos de teatro del Colegio Andrews, A raíz de esto, comenzó a presentarse de manera informal en bares cariocas. En1985, al contar con la mayoría de edad, permaneció varios meses en Italia para profundizar en los estudios del canto lírico y mantenerse en contacto con el mundo de la ópera, pero poco tiempo después desistió del género y decidió comenzar a interpretar música brasileña.
En esa época, en Venecia, realizó un show de música popular brasilera, en donde la escuchó Nelson Mota, el que sería el director de Tudo veludo, un show que se estrenaría en 1987 en el canal JazzMania, en Río. El éxito fue inmediato, tanto con público como con la crítica. A pesar de no tener ningún disco grabado, fue considerada una de las más prometedoras voces de la música popular brasileña.
Después de pequeñas temporadas con ingresos agotados en teatros cariocas, Marisa comenzó a presentarse en otras capitales con gran éxito. Gracias a su estilo y repertorio único que iba de la música popular brasilera al rock brasilero, de clásicos de jazz y blues a la samba tradicional, de Phillip Glass a los Titãs, de Lobão a Gershwin, rápidamente se volvió una figura de culto en aquel país.
En 1989 lanzó su primer disco, "MM" (EMI) en el cual destacó su repertorio ecléctico, integrado por samba, jazz, funk, blues, soul, bossa nova y rock con diversas generaciones y estilos musicales. Tuvo un éxito nacional espectacular con "Bem que se quis" (Bien que se quiera), versión brasilera de una canción italiana de Pino Daniele, y fue recibida como la gran revelación del año. Vendió más de 500 mil discos y apareció como la nueva estrella de la música brasilera.
El segundo disco, "Mais" (1991), producido por Arto Lindsay en Nueva York, marcó su estreno como compositora y fue bien recibido en numerosos países como EEUU, Japón y muchos de Europa e Iberoamérica, impulsando su carrera internacional. Para este disco contó con el apoyo de los artistas Ryuichi Sakamoto, John Zorn y Mark Robot
El disco "Cor-de-Rosa e Carvão", lanzado en 1994, contó con una mayor aportación y participación de artistas conocidos tales como Gilberto Gil, Paulinho da Viola, Carlinhos Brown, Nando Reis (Titãs), Laurie Anderson y Naná Vasconcelos. Con este material profundiza aún más la integración de las nuevas formas y ritmos brasileros con modelos musicales clásicos de samba, jazz, blues y funk.
En 1996 lanzó Barulhinho Bom (ruidito bueno), con dos CDs, uno con una actuación en vivo y otro con un video en el que aparece con Os Novos Baianos, Arnaldo Antunes y Pastoras da Portela entre otros, y en el que se recogen escenas de la grabación del disco. Posteriormente editó un libro que contenía fotos suyas y sus composiciones tanto poéticas como musicales.
En el 2000 lanzó el disco titulado "Memórias, Crónicas, e Declaracões de Amor" (Memorias, crónicas y declaraciones de amor), el cual fue lanzado ya por su sello Phonomotor - este disco vendió más de un millón de copias y ganó un Grammy Latino como mejor álbum. La gira tuvo más de 150 shows en Brasil y en el mundo y fue registrada en DVD (2001).
En 2002 grabó junto a Arnaldo Antunes y Carlinhos Brown, Tribalistas, un disco casero y artesanal. El single “Já sei namorar” fue número uno en las principales listas de las radios tanto de Brasil como de muchos otros países.
Después del nacimiento de su primer hijo Mano Wladimir en 2002, Marisa se dedicó a dos proyectos paralelos y muy diferentes: una profunda investigación del samba carioca y la creación de músicas con Carlinhos Brown, Arnaldo Antunes, Nando Reis, Adriana Calcanhotto, Marcelo Yuca y Seu Jorge, que resultaron en el lanzamiento simultáneo, en 2006, de "Universo ao Meu Redor", (con sambas de compositores históricos y contemporáneos) e "Infinito Particular" (con su nueva música y asociaciones). Ambos tuvieron gran éxito popular y de crítica, resultando en una exitosa vuelta a los escenarios después de seis años y una nueva gira internacional.
En 19 años de carrera, Marisa ha vendido más de 9 millones de discos alrededor del mundo, acumulando premios y críticas que la reconocen como una de las más grandes cantautoras de la música brasilera moderna, siendo un puente entre la música tradicional y el pop contemporáneo, integrando diferentes géneros musicales y sorprendiendo siempre al público con su originalidad y la calidad de su voz.
Fuente: MTV