viernes, 7 de mayo de 2010

Luis Salinas: música sincera y fluida

Nació en Argentina, Monte Grande, ciudad muy cercana a Buenos Aires.
La influencia de su padre y de su padrastro, ambos músicos, lo animaron a tocar la guitarra desde edad muy temprana.
Músico autodidacta. No estudió en ningún conservatorio. Improvisador nato con una original capacidad interpretativa dice: "Todo tenemos una condición natural para algo. No es lo que te gusta sino lo que podés hacer. El resto es trabajar. No pretendo ser mejor que alguien. Quiero ser el mejor Luis Salinas posible. Mi música más que nada tiene que ser fluida y sincera, si uno no se emociona, el público tampoco".
Antes de lograr el reconocimiento mundial, Salinas fue aceptado en casa. Su música, que abarca distintos géneros (con el concepto del jazz y de la improvisación), es reconocida por grandes artistas de nuestro país. Dijo Adolfo Ábalos “Soy un admirador de su sonido. Aborda todos los géneros con belleza”. Y así recibió el apoyo y la admiración de Luis Alberto Spinetta y compartió discos con Lito Vitale, Chico Novarro, Chango Nieto, Maria Graña y fue convocado por el Chango Farías Gómez para el último disco de Mercedes Sosa. Compartió el escenario del Colon con Dino Saluzzi, teatro en el que también presento su propuesta a través del disco Musica Argentina.
Su carrera internacional comenzó con un disco de Latin Jazz. Cuando Luis Salinas tocaba en Oliverio, tuvo su oportunidad en el sello GRP. La producción la realizó Tommy Li Puma (productor de Al Jarrau y Miles Davis) y grabo dos discos en Nueva York (Salinas y Rosario). Ahí los grandes referentes norteamericanos del jazz y blues aprobaron su trabajo: “Ya es uno de mis guitarristas favoritos!”, dijo George Benson. “Un gran guitarrista argentino”, coincidió Chick Corea. También tuvo su primer sueño logrado cuando toco con B.B. King en tres conciertos en Buenos Aires, San Pablo y Río de Janeiro. Tiempo después comenzó su carrera en España. En Barcelona tiene su oficina desde donde coordina su trabajo en el mundo, a cargo de Frank Andrada (New Mood Jazz). En Europa edito sus últimos discos y es querido por los artistas flamencos Raymundo Amador y Tomatito, quién dice: “Cuando conocí a Luis alumbró mi carrera”. Participo de los festivales más importantes, el público europeo lo acepto al igual que pasa en Argentina. Su próximo trabajo en Francia es la grabación de un disco con Birelli Lagreene y Tomatito, con la participación de Paco de Lucia.
A Centroamerica fue invitado por Chucho Valdés, y fue jurado en el Festival de la Habana junto a Michel Legrand. Allí toco ante 30 mil personas junto al grupo Irakere y Chucho Valdés. Se presento en los principales teatros de Costa Rica, Puerto Rico, Colombia, Venezuela y Panamá.
Ivan Lins opinó: “Es un músico extraordinario”. Leny Andrade le dijo a Clarín: “es uno de los guitarristas más grandes que he conocido en el mundo, y yo conozco a muchos guitarristas”. Baden Powell dijo de Luis “Es un guitarrista loco y genial”. Hermeto Pascoal, Djavan, Scott Henderson, Gambale, son algunos de los artistas con los cuales Luis compartió escenarios y apoyan su carrera. Para los músicos del mundo, los medios extranjeros y el público de diferentes culturas Luis Salinas es hoy un referente inmediato de la música argentina y un embajador de la actualidad cultural de ese país.

Fuente: tipete.com