miércoles, 6 de abril de 2011

Blas Rivera, puente sonoro entre el Tango y el Jazz

Blas Rivera, saxofonista y compositor argentino, viene emocionando plateas en América del Sur y Europa con sus espectáculos de música instrumental y danza fundiendo lo clásico, el tango y el jazz. El músico siguió una trayectoria de búsqueda por una sintaxis propia que lo llevó desde el Conservatorio y la Universidad de Córdoba, en Argentina, donde se graduó en Composición, hasta el Berklee College of Music, en Boston, USA, estudiando música para cine y también en el New England Conservatory, donde perfeccionó sus estudios de música étnica, contemporánea y de jazz, un recorrido que lo hizo descubrir la fuerza de sus orígenes porteñas mientras perseguía la expresión del jazz.
Blas Rivera se tornó uno de los mayores herederos de la cultura musical de Astor Piazzolla, haciendo del maestro, una de sus principales referencias musicales. Blas extrae de su saxo melodías con la misma pasión que Piazzolla lo hacía con su bandoneón y viene mostrando su música en escenarios de América y Europa. En 1997 graba su primer CD, “Blas Rivera Quintet”, junto al pianista Pablo Ziegler y el violinista Fernando Suarez Paz, maestros integrantes del quinteto de Astor Piazzolla.
En 1998, la mayor consagración, el Blas Rivera Quintet es recibido como destaque en el Montreux Jazz Festival. El público vibró y la organización del Festival reconoció en el su “…cualidad de jazz impar y renovador...”. Fue aquí que grabó su segundo CD, “Introduçâo” en vivo. El Quinteto conmovió y arrebató a un público acostumbrado a oír a los mejores músicos del mundo. Su música “Resistencia Heroica” fue incluida en el CD “Greatest hits” del Festival y al año siguiente nuevamente otra música suya “Chinga”, fue seleccionada para hacer parte del mismo CD, esta vez, con su Trío de saxo, piano y violín.
Como un puente sonoro entre las cunas del tango y el jazz, la música de Blas Rivera funde con maestría, las pasiones de los dos “polos” de las Américas con la sofisticación técnica de los eruditos. El resultado es una experiencia estética en su sentido más amplio, que une inteligencia y emoción. Blas Rivera ha desarrollado un trabajo de intercambio de intercambio cultural por excelencia, músicos de todas partes del planeta tocando para diferentes públicos una música nueva y original, criada por un ciudadano del mundo con raíces fuertemente establecidas en Argentina y Brasil.