viernes, 24 de mayo de 2013

Lizz Wrigth: voz del Jazz


Lizz Wright, es reconocida por la crítica como heredera de la tradición vocal de Abbey Lincoln y como una de las mejores voces femeninas del jazz actual.
Nació en 1980 en la ciudad de Hahira (Georgia), lugar donde se respira la música. Su padre era director musical y pianista de la iglesia local y animó a su hija a aprender himnos clásicos de soul, pero también de blues y jazz. Tras acabar sus estudios en Atlanta, en el año 2000 se unió al grupo In The Spirit, que pronto ganó fama como el mejor grupo de jazz de la ciudad. Dos años más tarde es fichada por el sello Verve. La sensualidad de su voz y su particular elegancia al mezclar soul, jazz y pop - la empezaron a comparar con Anita Baker o Cassandra Wilson - , pero sobre todo sus magníficas interpretaciones en diversos homenajes a Billie Holliday, llamaron la atención de la crítica, y desde entonces no ha dejado de actuar por medio mundo y de grabar.
 Salt (2003) fue su debut discográfico, al que le siguió Dreaming Wide Awake (2005), que alcanzó el número uno en las listas de jazz contemporáneo. En 2008 graba su tercer álbum, Orchards, y ese mismo año nos sorprende con una elegante actuación en el Festival Internacional de Jazz de Granada. Su más reciente trabajo Fellowship, con el bajista Me'Shell Ndegéocello y Angélique Kidjo, la consagran como una de las más bellas voces femeninas del panorama jazzístico actual.