viernes, 1 de marzo de 2013

Marco Pignataro: El jazz refleja la emoción del espíritu


“El jazz es una música viva, es la manifestación de un deseo, es el ritmo de un momento que jamás se repite”, expresó durante una entrevista el reconocido saxofonista italiano Marco Pignataro
Pignataro expresó que los jóvenes tienen más ventajas sobre los de su generación. Herramientas como el internet y sus recursos tecnológicos o la facilidad para almacenar la música en diversos formatos son algunas de las posibilidades actuales, pero consideró que una de las mayores desventajas es que no tuvieron la oportunidad de conocer y de escuchar a los protagonistas del género, pues cree que mucho del espíritu del jazz se perdió cuando ellos dejaron de existir y de tocar en vivo.
Sobre la poca popularidad de jazz, Pignataro cree que se debe a que no hay muchos espacios en los que se pueda tocar, y ello es porque en general el intérprete se ha profesionalizado alcanzando el grado del músico clásico, por lo que un concierto se ha etiquetado como una actividad elitista.
“La buena noticia es que los jóvenes músicos le están apostando a la apertura y sobre todo, a la improvisación. Esa misma educación que los encerró y los apartó de sus sociedades los está devolviendo al público y al sentimiento que animaba a los clásicos del jazz”, mencionó contento.
“Por la naturaleza y su espíritu libre, el jazz no está atado a un país”, consideró el músico, aunque hizo hincapié en que es indispensable que el estudiante no pierda la perspectiva que el género tiene sus raíces en la geografía americana y en la raza negra, y que conocer la historia lo hará ser un mejor intérprete.
Para Pignataro cada cultura absorbe y adopta al jazz, por lo que éste se está moviendo en varias direcciones, abriéndose a los territorios y escuchándolos, y por ello es que está vivo, practicándose, tocándose y escuchándose.
“El jazz llega a ser música universal porque refleja la emoción del espíritu humano sin importar las diferencias étnicas de los pueblos”, complementó.

Fuente: Paula Carrizosa / lajornadadeoriente.com.mx